Las lombrices forman parte esencial de la vida y salud del suelo en el que confiamos para sobrevivir. Habitan el planeta Tierra desde hace millones de años, y son un fertilizante natural que genera un entorno rico en nutrientes y minerales para que las plantas sobrevivan y prosperen.

Esto ocurre cuando las lombrices descomponen la materia orgánica del suelo a través del sistema digestivo. El humus de lombriz es el material que ha pasado por estos gusanos y que vuelve a formar parte del suelo.

Este humus está repleto de bacterias, hongos, protozoos y nematodos, que revitalizan la red alimentaria del suelo ayudando a sus funciones beneficiosas. Parecen pequeñas partículas oblongas de estiércol de lombriz.

CÓMO FUNCIONA ESTE HUMUS

Las bacterias y los protozoos nutren el suelo a la vez que lo protegen de enfermedades. Las bacterias realizan un proceso de fijación de nitrógeno, lo que significa que convierten el nitrógeno en una forma que puedan aprovechar las plantas durante la fotosíntesis. Los protozoos liberan nitrógeno que ayuda a las plantas a asimilar las bacterias, hongos y otros protozoos del suelo.

Algunos hongos del humus de lombriz descomponen la materia orgánica muerta, como el estiércol o las hojas. El hongo micorriza es un componente simbiótico que coloniza las raíces de la planta y hacer que el fósforo sea soluble, lo que estimula el crecimiento de las raíces y aumenta la resistencia de la planta a enfermedades.

Los nematodos también desempeñan un papel importante en la salud del suelo. Son animales multicelulares que se alimentan de las bacterias y hongos no deseados, así como de otros nematodos, liberando bacterias y hongos beneficiosos.

¿POR QUÉ ES ACONSEJABLE ESTE MÉTODO?

Las lombrices se desplazan por el suelo ayudando a la circulación del agua y el aire, lo que permite conservar una tierra sana al impedir que se compacte y retenga agua. Esto también proporciona resistencia a la sequía. El humus de lombriz ayuda a la descomposición de materia orgánica como residuos de alimentos o plantas y otros materiales orgánicos, lo que enriquece diez veces el contenido nutritivo y de minerales del suelo, y ayuda a conservar un nivel constante de pH.

RICO EN MATERIA ORGÁNICA

El humus creado por estos gusanos es rico en materia orgánica, y es un abono ideal tanto para las raíces como para las plantas. Además, el suelo producido por lombrices no huele mal – un indicador de su salubridad. Pero hay que tener en cuenta que las plantas no sobreviven únicamente con humus de lombriz; si utilizas demasiado, podrías impedir o retrasar su crecimiento. La mejor mezcla para plantas es una parte de humus por cada tres de tierra. A veces, es recomendable un ratio de hasta 4:1. Las plantas ya establecidas sólo necesitan unos 6mm de humus de lombriz.

La eficacia del humus dependerá de los nutrientes y minerales que consuman las lombrices, de los que se requiere la variedad correcta para tener un contenido nutritivo equilibrado. En resumen: un eficiente uso del humus de lombriz proporciona una germinación más rápida y una mejor materialización de la planta durante las primeras etapas de crecimiento. A medida que crece la planta, el humus ayuda al desarrollo equilibrado de su raíz y al crecimiento vigoroso de la propia planta.

DÓNDE CONSEGUIR HUMUS DE LOMBRIZ

Para la mayoría de cultivadores, lo más fácil es conseguirlo en latas, ya que es más probable que sea de calidad y que produzca el contenido ideal de nutrientes. El humus de lombriz es seguro para niños y mascotas.

En la actualidad, el humus de lombriz se elabora bajo estrictas regulaciones y controles de calidad para que tenga una consistencia biológica perfecta. Se suele producir en grandes cantidades a partir de productos lácteos o estiércol de caballo. Los gusanos se seleccionan especialmente para soportar toda una serie de condiciones ambientales del suelo, como el nivel de agua y nutrientes, la temperatura y el pH. Esto permite que los cultivadores de marihuana puedan llevar a cabo una operación económica y sostenible de germinación a cosecha.

BENEFICIOS DE UN SUELO NATURAL

El humus de lombriz fomenta la salud del suelo sin necesidad de utilizar productos químicos, lo que genera menos entropía y conserva el sabor natural del producto final. Los agricultores han utilizado este método durante miles de años, y hoy en día se sigue practicando por su sencillez y facilidad de obtención, ya que los pueden elaborar ellos mismos.

Un suelo natural se traduce en una planta pura y orgánica. El uso de productos químicos puede alterar el sabor del producto final. Un humus de lombriz saludable es esencial para sacar el máximo partido del suelo y aplicar un enfoque ecológico al cultivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here